11 Noviembre 2009 ~ 2 Comments

En el principio fueran la tarjetas perforadas

tarjeta-cobol Dicen que quien no conoce la historia esta condenado a repetirla, sin embargo dudo mucho que volvamos a las épocas de antaño cuando osados programadores colocaban sus majestuosos algoritmos sobre tarjetas de cartón. En las siguientes entradas hablaremos de historia y es que en ocasiones estamos tan absortos en nuestras bonitas pantallas led y sicodélicos entornos gráficos que olvidamos el inmenso camino que tuvieron que recorrer los viejos programadores para llegar hasta aquí.

Desde el colegio en las clases de informática solían mencionar que los computadores años atrás eran programados con tarjetas perforadas, la imagen que llegaba a mi cabeza siempre era la misma, señores con anteojos haciendo roticos con perforadoras sobre tarjeticas de colores llenas de símbolos. Luego cuando entre a estudiar ingeniera la imagen se hizo mas clara, los roticos no los hacia alguien los hacia una maquina.

Juan de Jesus Veloza quien fuera mi profesor de Sistemas Operativos alguna vez me conto que en la Universidad Tecnológica en su época de estudiante solo existía un computador, los estudiantes de ingeniería naturalmente veían programación, pero nunca tenían acceso a la maquina. Entonces al momento de probar los programas debían escribir el algoritmo en papel, comprar un paquete de tarjetas, hacer una fila (pues todo necesitaban lo mismo), pasaban sus algoritmos a un monitor que se encarga de pasarlos a la maquina que perforaba e imprimía las tarjetas, volvían al día siguiente a recogerlas, para luego hacer otra fila para entregar en otro lugar el paquete de tarjetas para que las procesaran en la maquina, naturalmente al día siguiente tendrías el flamante resultado de que habías olvidado una variable y en la segunda tarjeta ya había muerto el código.

Mi interés por estas tarjetas tan extrañas continuo, y más aun cuando algunos mis profesores decían aun conservar aquellas tarjeta debidamente ordenadas como si fueran una reliquia que obtuvieron del mismo Egipto, y como no considerarlas así si tanto lio y trabajo costaban. Pero bueno, no aun no las había visto en persona, y como no pensaba quedarme con los deseos de ver estos míticos objetos busque en la red quien conservara por lo menos fotografías.

pitufo-y-su-programa

El sitio que encontré es bien interesante y como no si es uno de los pocos que muestran las tarjetas y su espectacular resultado. Diría incluso que son las mejores imágenes que encontré sobre estas tarjetas ahora bien si alguien me facilita un par para fotografiarlas seguramente sabré hacerles el honor que se merecen en este espacio.

Las tarjetas que hay en la imagen son alrededor de 600 y están escritas en COBOL, incluyen algunas de las instrucciones que siempre me han parecido simpáticas como el popular GOTO de la época y sus interminables saltos para los que no utilizaban realmente la programación estructurada.

Y nosotros ahora nos quejamos por que Xilinx tiene bugs y el Visual Studio arroja errores que no entendemos.

Gracias por Jaume por las fotografías 🙂
Link:  Historia de un Viejo Informático. Nostalgia: Un programa Cobol en tarjetas perforadas.

Share and Enjoy:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Yahoo! Buzz
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Add to favorites
  • Live

2 Responses to “En el principio fueran la tarjetas perforadas”

  1. María Paz 16 Noviembre 2009 at 2:13 pm Permalink

    Mi papá programo en esas tarjetas y vi varias por ahi regadas cuando pequeña. Ya no existen, porque para eso están las mamases, para botar lo que ya no sirve y acumula polvo 😛

  2. Jml 2 Enero 2011 at 4:11 pm Permalink

    Pues yo he sido uno de los que hacia programas en ensamblador para DEC y efectivamente las instrucciones las metia con tarjetas perforadas todo ello en entorno empresarial en Italia. Aun conservo una de aquellas tarjetas aunque la verdad ya no soy capaz de leerla. Siguiendo con la prehistoria en el 79 ya utilizábamos el Mail para comunicarnos entre las sedes de la empresa y para terminar en el 92 ya usábamos Internet que entonces era abierta y gratuita


Vamos! Deja un comentario :)